Comenzó plan de vacunación en Cerro Navia

A las 9 de la mañana partió la vacunación de las personas mayores de 90 años y de personal de salud en siete centros de la comuna. No se registraron aglomeraciones y todo se realizó bajo estrictas medidas sanitarias.

Los lugares  de vacunación son los CESFAM Albertz, Steeger, Cerro Navia y Lo Amor, el COSAM Cerro Navia, el CECOSF Los Lagos y el Centro de Salud Dr. Julio Schwarzenberg, y los horarios son de lunes a viernes de 9:00 a 12:00 y de 14:00 a 19:00 horas. No es un horario continuado, porque se realizará durante dos horas la sanitización de los recintos, ya que continuamos en pandemia.

Según explicó el alcalde Mauro Tamayo durante una visita temprano en la mañana al centro especializado de personas mayores Dr. Julio Schwarzenberg, “en el caso que un mayor de 90 años no pueda desplazarse a los centros de salud nosotros vamos a ir a sus domicilios. Hemos estado llamando desde el viernes a las personas mayores de 80 años para saber si se quieren ir a vacunar. Es probable que solo podamos hacer ese esfuerzo en este grupo y con los de dependencia severa, porque progresivamente los grupos crecen”.

El director de la Corporación de Salud, Carlos Urrutia señaló que “el proceso se inició de forma tranquila. A las 7:30 horas los centros de salud no tenían personas mayores en espera y los siete puntos de vacunación ya estaban en funcionamiento a las 8 de la mañana”. La comuna tiene asignadas 12 mil vacunas, que darían cobertura a toda la población objetivo de 71 años o más, incluyendo a los grupos de salud. “En cada centro tenemos 4.500 vacunas y nuestra capacidad máxima diaria de inoculación es de mil vacunas por día, considerando también las vacunaciones en domicilios ” aclaró Carlos Urrutia.

Primeros vecinos vacunados

En la sala de observación del Cesfam Doctor Albertz, Carlos Méndez (90) contó que “antes de vacunarme vivía con un poco de temor de agarrarme este virus. Vine solo, no me dolió el pinchazo y aquí estoy esperando, no he sentido nada extraño”. El protocolo determina que toda persona vacunada debe esperar durante 30 minutos, por si aparece alguna reacción adversa y, en caso que lo requiera, sea posible atenderla de inmediato.

La señora María Cárdenas (95) explicó que estaba encerrada desde marzo por el COVID- 19, pero que estaba bien  “llegue muy temprano acompañada de mi hija y no tengo miedo de ser vacunada”. Igual de confiado estaba Juan Arturo Mellado (94) “vine voluntariamente, hay que vacunarse para que hacerse el leso, sino como vamos a salir adelante”.

Ante las aprehensiones de los vecinos y vecinas respecto a la seguridad de la vacuna el alcalde Mauro Tamayo enfatizó que “la Coronavac, pertenece a la empresa Sinovac, la misma que nos entregó la vacuna contra la influenza. No se está experimentando, no son ensayos ni pruebas, es una vacuna segura para nuestra población”.

Les recordamos a las personas mayores que la vacuna es hoy la única alternativa que  existe para protegernos contra el  COVID-19. Revise los calendarios de vacunación para informarse adecuadamente de este proceso y acuda a los siete centros de salud que hoy están habilitados en la comuna.